Devocional día 12

Las buenas obras están preparadas

El servicio se expresa en buenas obras. Las buenas obras son todas aquellas acciones que ayudan a otras personas, lo interesante es que Dios ya las preparó de antemano para que cada uno las lleve a cabo. Es decir, que ninguna de las buenas obras que tú haces son tuyas, son de Dios. Dios las preparó y planificó antes que se te ocurrieran a ti. En el kairos (tiempo eterno de Dios), Dios prepara las buenas obras, para que en tu cronos(tiempo cronológico en la tierra) las realices con humildad y amor.

¿Puedes identificar las buenas obras que Dios preparó de antemano? Hacer el bien a otras personas es el punto de partida. Cada palabra que edifica a otros expresa el amor de Dios en ti, que lleva a hacer el bien a los demás. Porque el amor de Dios tiene que ver con la humanidad y se expresa de manera práctica. De hecho, el amor de Dios hacia la humanidad se expresa por medio de su Hijo Jesucristo.

Servir a otras personas, obliga a cada hijo de Dios a identificar la necesidad en esas personas. No centrarse en sus propias necesidades, sino que lo lleva a salir de esa condición para ver a otros. Cuando no das el paso del servicio, sigues en actitud egoísta, pensando solo en ti. Cuando decides comenzar a servir a otros aun cuando tienes necesidades, has entendido el principio de la vida como hijo de Dios. Esa decisión necesita concretarse en acciones.

No pienses que se trata de hacer un gran proyecto de ayuda social, estamos hablando de comenzar con cosas pequeñas. Arregla la casa, aunque tus padres no te lo pidan; lava los platos después del almuerzo, para que tu esposa no tenga que hacerlo; invita a tu suegra a almorzar y atiéndela con amor; cuando hagas estas cosas y otras con los más cercanos, es tiempo de hacer buenas obras con los de afuera.

Si eres menor de edad, coordina con tus padres las buenas obras que puedes hacer para ayudar a otros fuera de casa. Si puedes decidir por ti mismo, comienza a ayudar a los más cercanos.

Considera cómo puedes apoyar en tu cuadra o en tu barrio. Piensa en cosas específicas que pueden ser útiles para manifestar el servicio a otras personas, aún a quienes no conocen a Cristo. (Efesios 2:10)

Reflexiona

¿Identificas las buenas obras que fueron preparadas de antemano para que tú las lleves a cabo? Realiza una lista de las buenas obras que puedes hacer con tu familia.


24 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo