Devocional día 13

Encuentra alegría en el servicio

Sabes que la búsqueda de cosas mundanas no trae satisfacción. Encuentra la satisfacción de convertirte en un obrero entre los obreros del Señor. Esto puede abarcar muchos aspectos, pero siempre como miembro de la familia de Dios, demuestra la responsabilidad de cuidar de otros.

En la congregación, puedes servir a otros en diferentes cosas, por ejemplo, pasar por una familia para llevarlos a la reunión, aportar con materiales para la enseñanza a los niños, pagar el campamento para un joven que tú no conoces, comprar instrumentos musicales, comprar parlantes, cables o micrófonos que necesite la congregación; si tienes la posibilidad de hacerlo.

¿Cómo puedes servir a tus pastores? La honra a tus pastores, maestros, líderes que invierten su tiempo en edificarte en la Palabra de Dios, es un principio que se espera que suceda de manera natural en todo hijo de Dios. La honra parte desde la obediencia, respeto, servicio y si tienes la posibilidad, incluye también velar por su necesidad física. Esto es algo mutuo, donde nos servimos unos a otros y nos cuidamos unos a otros.

Cuando ya estás en el proceso de maduración en Cristo, será necesario que comiences a enseñar a otros. Discipular a otros, enseñar a niños, adolescentes y jóvenes es un privilegio que como hijos de Dios debemos aprender a vivir. Esto se realiza en coordinación con el pastor, no lo hagas de manera independiente, una muestra de madurez es saber estar bajo autoridad. Cuando esa persona escucha tu deseo de servir por medio de los dones que el Espíritu Santo te ha entregado, entonces seguramente te ingresará en el proceso para que aprendas a cuidar a otros que están comenzando en su vida cristiana y necesitan ser enseñados.

Visitar a los enfermos, orar por ellos, apoyarlos con alimentos, medicinas o dinero para sus tratamientos son parte vital del servicio a otros. No dejar solos a los enfermos es importante dentro del cuerpo de Cristo. Necesitamos aprender a ayudarnos unos a otros de manera intencional, para que juntos podamos crecer y llegar a ser perfeccionados. (1Tesalonisenses 5:12-13 NTV)

Reflexiona

¿Te alegra cuidar a otros en el crecimiento espiritual? Si estás listo para involucrarte, habla con tu líder inmediato superior en la congregación o tu pastor, para que te guíe en este proceso. Aprende a ser intencional ayudando a otros dentro del cuerpo de Cristo.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo