Devocional día 14

Deja que el amor guíe todo lo que haces

El apóstol Pablo en la primera carta a los Corintios, habla de la importancia de hacer todo en amor. Tan importante, que en realidad así hagas una buena obra, si no lo haces en amor, asegura que no tiene valor alguno. La actitud, intención y amor que están detrás de las buenas acciones son determinantes.

  • Actitud

¿Cómo te sientes haciendo esa buena acción? Si te sientes obligado, que te acorralaron y no te quedó alternativa, que te manipularon para apoyar o ir, entonces no tienes la actitud adecuada. Lo que Dios espera de ti, es que te nazca hacerlo de buena voluntad. Que no tengan que obligarte sino que sea una necesidad en ti hacerlo. Recuerda que eres hijo de Dios y como tal ya fuiste capacitado para hacer lo bueno, depende de ti hacerlo, con la naturalidad con la que hablas.

  • Intención

¿Por qué haces una buena acción? ¿Para qué la haces? Si realizas una buena acción solo por agradar a tu pastor o tu líder, o por agradar a otra persona o inclusive para que Dios te vea con buenos ojos, no sirve. Las buenas obras, el servicio a los demás, ayudar a otros, pensar todo lo bueno, hacer buenas acciones se debe hacer porque Dios te capacitó cuando te hizo templo del Espíritu Santo. Ahora solo es tiempo de manifestar lo que hay en ti.

  • Amor

La Palabra de Dios dice que Dios es amor. No el tipo de amor humano eros, que está limitado a la atracción física, ni al amor phileo que es el amor de hermanos. Aquí hablamos del amor ágape, ese amor divino que solo puede venir de Dios. El amor desinteresado, el que ama a pesar de lo malo que puedan ser y hacer otros, es el amor que Dios espera ver en nosotros cuando servimos a los demás. Nada de lo que hagamos será tomado en cuenta si no se hace en este tipo de amor.

Ten cuidado de no ser solo como un metal que resuena, porque cuando hablas de servir y ayudar a otros, pero no tienes este tipo de amor, se te oye como un metal que solo hace ruido. Dios no quiere que hables cosas lindas únicamente, sino que las hagas. Que seas el hombre y la mujer de la vida que cada día manifiesta el amor de Dios depositado en ti.

(1 corintios 13:1-3)


Reflexiona

¿Estás viviendo el amor ágape cuando sirves a otros? ¿Son tus palabras solo un metal que resuena? ¿Qué necesitas hacer para servir con la actitud, intención y amor que Dios espera de ti?

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo