Devocional día 24

Alabanza en lugar de llanto

A lo largo de este devocional encontramos herramientas poderosas, ahora debemos apropiarnos de una nueva manera de orar y agradecer EN TODO TIEMPO. Declaremos viviré en el Espíritu, así que renuncio en el nombre de Jesús a escuchar las mentiras del diablo, sus ataques, su intimidación o su temor. En el nombre del Dios Todopoderoso conquistaré esa montaña y venceré a mis gigantes. Renuncio a callarme en medio de la guerra, en cambio declararé mi oración de fe en todo tiempo.

¿Decides vencer o rendirte? Es el momento de proclamar la Palabra de Dios sobre tu situación, matrimonio, enfermedad, tristeza, muerte, suicido...: en el nombre de Jesús, te vas de mi vida, Satanás, no acepto vivir en este yugo. ¡No lo acepto! En el nombre de Jesús me sueltas porque aunque esté triste en la noche, el gozo del Señor viene en la mañana. Dios cambió mi lamento y tristeza por baile y gozo, por eso cambio mi dolor por una canción, alegría, alabanza, adoración y exaltación a Jehová. Renuncio al lamento y me visto con baile, me quito la ropa de luto y me visto con el manto de la alabanza, adoración y color. Ya no está el que todo el tiempo se queja o habla de su circunstancia y dolor, se fue el que buscaba autoconmiseración. Recibo el gozo del Señor, declaro permanentemente cántico nuevo en mi corazón, me apropio de la Palabra de Dios, oro en todo tiempo, siembro amor en mi corazón y me aseguro de que en mi boca siempre haya alabanzas a nuestro Dios. (Jeremías 31:13) Recibamos la invitación de Dios a orar, mostrarle nuestras aflicciones, pedirle ayuda y ser sinceros al reconocer que no hay gozo; él quiere cambiarnos la queja y el luto por adoración y felicidad. ¡Acerquémosnole confiadamente!


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo